miércoles, 26 de junio de 2013

MACARONS, ¡YA NO HAY EXCUSA PARA NO HACERLOS! (VIDEO+RECETA Y DUDAS)


¡¡¡Bueno, bueno, bueno!!!

Los Macarons, esos irresistibles y pequeños dulces que nos han dado tanta guerra en nuestra cocina, esos pequeños bocados de placer que nos han hecho enfadarnos con nuestro horno como si no hubiera mañana. ¿Qué pasa con los Macarons?



Fácil, a mi me recuerda la comparación a los perros. Sí, me diréis, ¿a los perros Miry? Pues si. Me viene a la cabeza ese perro-caballo de dos metros de largo y uno de alto que ves por la calle y observas como camina tranquilamente al lado de su dueño, y por el contrario, ves un chihuahua que apenas puedes verlo en el suelo ladrando como un loco a todo perro que pasa por su lado.

En definitiva, cuánto más pequeño más escandaloso. Eso son los Macarons. 

Porque, ¿cómo puede ser que hagas una tarta de 20cm y no te de problema, y ahora unos mini-bocaditos te saquen de tus casillas?

Se debe a lo siguiente, para finalizar mi breve reflexión: LOS MACARONS SON DIFÍCILES. Y punto final.



¡PERO! Eso era hasta hoy, porque por fin vais a poder vencer a estos pequeñines y volveos loc@s horneando macarons de todos los colores y sabores. (Ojo, otra pasión más)

Así que, para hacéroslo más fácil ya tenéis el nuevo videotutorial del paso a paso para los Macarons. Pero igualmente, aquí os dejo la receta escrita además del vídeo y unas dudas frecuentes a la hora de realizarlos.

VIDEO TUTORIAL MACARONS (Con subtítulos en Español-English)
No olvidéis subscribirse para no perderos los próximos ^^



RECETA ESCRITA:


Es una receta para unos macarons básicos (nada de colorantes ni aromas) porque considero que para empezar a hacerlos es más fácil, cuando ya le vayáis cogiendo el truquillo podéis añadir estos dos pasos más. Además, la receta está hecha con merengue italiano, tengo que reconocer que es el único que me ha dado buenos resultados. Así que:

¡¡EMPEZAMOS!!



UTENSILIOS:

  • Balanza de cocina
  • Batidora 
  • Termómetro de azúcar (si es digital, mucho mejor)
  • Plantilla de macarons dibujada sobre papel de horno (de unos 3cm de diámetro)
  • Bandejas de horno
  • Mangas pasteleras
  • Boquilla redonda 


RECETA MACARONS (Para unos 30 macarons de unos 3cm)



Ingredientes:

  • 200 gr. de almendras en polvo
  • 200 gr. de azúcar glas
  • 2x80 gr de claras envejecidas*
  • 200 gr. de azúcar 
  • 75 ml de agua
* Claras envejecidas: debéis dejar las claras reposar al menos 1 día antes de realizar los macarons, metidas en un recipiente hermético en la nevera y sacarlas a temperatura ambiente antes de utilizarlas.

Preparación:

PRIMERA PARTE: EL "TANTO POR TANTO"
  1. Tamizamos las almendras y el azúcar glas por separado (yo lo he tamizado hasta 3 veces, cuánto más textura en polvo tenga mejores resultados obtendremos)
  2. Mezclamos las almendras y el azúcar glas en un bol y volvemos a tamizar la mezcla junta (yo la tamicé 2 veces, pero no os quedéis cortos! Cuánto más, mejor) y reservaremos para más adelante.
  3. Ahora toca realizar el merengue italiano:
SEGUNDA PARTE: EL MERENGUE ITALIANO:

Para realizar el merengue italiano, pondremos a fuego en un recipiente los 200 gr de azúcar y los 75 ml de agua. Meteremos el termómetro de azúcar en el recipiente, y sin remover, dejaremos que se vaya calentando la mezcla teniendo en cuenta que deberemos observar que la temperatura no pase de 115ºC.
Mientras, vamos montando 80gr de claras en la batidora a punto de nieve. 
¡No olvidéis vigilar vuestro termómetro!
Cuando el termómetro alcance los 105ºC, subiremos de velocidad nuestra batidora.

Seguimos vigilando el termómetro...

Cuando alcance los 115ºC, pararemos el fuego y rápidamente pero con mucho cuidado verteremos el almíbar en forma de hilo en nuestra batidora (pegado a la pared de la batidora para que no se cristalice).

Una vez hecho, seguiremos batiendo las claras con el almíbar que le hemos incorporado durante 10 minutos o hasta que se haya enfriado. 

Mientras se enfría, vamos al siguiente paso:

TERCERA PARTE: LA PASTA DE ALMENDRAS

Volvemos a recuperar nuestro "Tanto por Tanto" inicial, y le añadimos los 80gr de claras restantes. Removemos con una espátula hasta formar una pasta de almendras. 
(Si queréis añadir colorante, éste es el momento de hacerlo. Con un palillo añadiremos el colorante a la pasta de almendras)

¡Vaya! Ya está nuestro merengue frío y han pasado 10 minutos, ¡vamos al siguiente paso entonces!

CUARTA PARTE: EL MACARONAGE

Ahora viene la parte más complicadilla del proceso, el Macaronage. Este paso consiste en mezclar el merengue y la pasta de almendras hasta obtener el punto exacto para que la textura de nuestros macarons sea la correcta.

Vamos a incorporar nuestro merengue en 3 tandas a nuestra pasta de almendras. Añadimos la primera y mezclamos un poco con nuestra espátula, así hasta 3 veces y que hayamos incorporado todo el merengue.

Y con una espátula, iremos haciendo movimientos de fuera hacia dentro y del fondo hacia arriba. 

¡OJO! No deberemos excedernos en movimientos en este paso o nuestros macarons se nos deformarán a la hora de hacer los círculos en la plantilla, pero tampoco deberemos quedarnos cortos ya que nos quedarían unos macarons rugosos y feos. (El aspecto auténtico del macaron es que lleve una tapa lisa y brillante)

Entonces, quedamos en que ni mucho ni poco. El término medio de movimientos se encontrará en el punto en que levantemos la espátula y nos caiga la mezcla en forma de cinta. 

Ahí deberemos parar de mover y seguiremos con el siguiente paso:

QUINTA PARTE: EL MONTAJE DE LOS MACARONS

Armaremos nuestra manga pastelera con una boquilla redonda e incorporaremos la mezcla de nuestros macarons a la manga pastelera. Podéis ayudaros con un vaso alto para colocar la manga a la hora de pasar la mezcla.


Una vez esté nuestra manga con la mezcla, nos haremos con nuestra plantilla de macarons sobre papel de horno y la colocaremos sobre una bandeja para hornear. Podéis fijar la plantilla a la bandeja con un poco de mezcla en las esquinas. Así no se nos moverá el papel.




Pues bien, cogemos nuestra manga y vamos dibujando nuestros macarons sobre el papel de horno. Y vamos al siguiente paso:


SEXTA PARTE: EL CROÛTAGE

Vale, aquí el paso IMPRESCINDIBLE del proceso: el croûtage. ¿Por qué es imprescindible? Porque sin este paso nuestros macarons no existirán. Ale, ya está ^^

No, ahora enserio. Unos auténticos macarons llevan la parte de lo que yo llamo "conchitas" crujientes por fuera y blandas por dentro. Este paso nos asegura que los macarons cumplan con este requisito. 

El croûtage se trata básicamente de dejar secar nuestros macarons durante al menos 1 hora antes de hornear. Esto formará que las conchitas queden secas, lisas y obtengan ese tono brillante. Además, el croûtage es el responsable de que horneándose formen el característico "pie" en nuestros macarons.



Vale, los dejamos reposar una hora como mínimo. Y al fin, vamos a la parte final, el horneado.

ÚLTIMA PARTE: EL HORNEADO

Una vez precalentado el horno a 150ºC, metemos nuestra bandeja de macarons en la parte más baja del horno (yo lo puse en la última posición) y bajamos la temperatura a 140ºC. Horneamos durante 14 minutos con calor arriba y abajo (Hago un inciso: cada horno es un mundo, así que primero probad de hacer una prueba con dos o tres macarons y comprobad que sea la posición de horneado correcta según vuestro horno).

A los 6 minutos, abriremos el horno un segundo y volveremos a cerrar para eliminar el exceso de humedad y continuaremos horneando. Deberéis tener cuidado de no pasaros en el horneado, pues enseguida se empiezan a tostar por los bordes.



Una vez horneados, pasaremos la bandeja a nuestra mesa de trabajo o encimera y dejaremos reposar de 2 a 3 minutos antes de empezar a despegar las conchitas. Si veis que pasados estos minutos no conseguís que se despeguen bien, colocad el papel de horno con los macarons sobre un trapo húmedo y esperad otros 2 minutos más. Ya se deberían despegar bien.



Los despegamos y los guardamos en un recipiente hermético y a la nevera. Mientras, vamos con el relleno.

EL RELLENO DE NUESTROS MACARONS

Para esta receta, hice una ganache de chocolate blanco avainillado con chocolate GODIVA. Sí, pensaréis "tampoco es para tanto" pero fue una de las adquisiciones que hice cuando viajé a Bélgica y ya estaba tardando mucho en darle un uso especial (que no fuera comérmelo como una loca en el sofá viendo una peli). Así que, ¿qué mejor uso para tal chocolate?
También hay que tener en cuenta que cuánto mejor sea el chocolate más buena nos saldrá nuestra crema, así que, lo dicho.



¡Total! Para nuestra ganache de chocolate blanco necesitaremos:



- 200 ml de nata para montar (yo usé la nata vegetal Ambiante de mi alma que la adoro como ya sabréis)
- 150 gr de chocolate blanco.

Preparación:

- Troceamos nuestro chocolate y lo reservamos en un bol. 
- Ponemos la nata a fuego en un recipiente y cuando pegue el primer hervor, apagamos el fuego y vertemos la nata sobre el chocolate troceado. Removemos con una espátula y dejamos enfriar.
- Una vez frío, lo introducimos en la nevera bien tapadito y pasadas un par de horas la sacamos, montamos con las varillas eléctricas y ya estará lista para pasarla a una manga y rellenar las conchas. (El hecho de montarla con unas varillas conseguiréis que la textura pase de ser más bien líquida a una textura tipo Nutella, en fin, espectacular)

Así que, a rellenar conchitas y ya estarán listos nuestros macarons definitivos.



Por último, aquí os dejo una parte de DUDAS y PREGUNTAS FRECUENTES a la hora de realizarlos, igualmente para cualquier duda o sugerencia podéis encontrarme en Facebook o enviándome un email a miriamgonsal@gmail.com


DUDAS Y PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE MACARONS:


  1. ¿Cómo deben conservarse los macarons?
Para que los macarons alcancen su textura y sabor únicos, es mejor dejarlos pasar una noche guardados en un recipiente hermético en la nevera, de manera que se asienten bien sus aromas. Si probáis uno recién hecho y otro al día siguiente veréis que diferencia. Y para su conservación, debéis dejarlos en la nevera de la misma forma como máximo 2 o 3 días.

2. ¿Por qué no me sale el característico "pie" en mis macarons?

Puede ser bien o porque en el tiempo del croûtage no se dejó secar lo suficiente o bien porque las claras se rompieron y no se montaron bien durante la cocción

3. ¿Por qué mis conchitas no han salido lisas?

Asegúrate de que el "Tanto por Tanto" ha sido bien procesado y tamizado y que en el proceso del Macaronage se ha trabajado de forma correcta.

4. ¿Por qué las conchitas no se despegan bien del papel de horno una vez horneadas?

Posiblemente no estén bien cocidas o no se ha dejado reposar 2 a 3 minutos antes de despegarlas del papel.  Es importante si se ve que no pueden despegarse bien, deslizar el papel de horno sobre un paño humedecido para cortar la cocción. 





Un último apunte: si sois capaces de comeros solo uno a la vez, por favor, enviadme un email y hacedmelo saber ^^


Espero que os haya gustado la receta y el vídeo, y porfa porfa!!! Si os ha gustado el vídeo, compartid con vuestros conocidos y suscribiros al canal para no perderos los próximos video tutoriales que os esperan (¡que no van a ser pocos!)

Y antes de irme, muchísimas gracias a todos por hacer que siga creciendo la familia "Instintera" en Facebook, y recordaros que también podéis encontrar a Instinto Repostero en Twitter, Youtube e Instagram. 

Ahora sí que sí, 

¡¡¡HASTA LA PRÓXIMA!!!


lunes, 3 de junio de 2013

BRAZO DE GITANO DECORADO (VÍDEO) Y APERTURA DE CANAL EN YOUTUBE

¡¡¡NOTICIAS FRESCAS!!!

Me he tirado un par de días algo desconectada (en lo que se refiere a Facebook y Blog) debido a que mi cámara y yo no nos aclarábamos mucho,¡ y todo tiene su por qué!

¡Instinto Repostero abre canal en Youtube!

Ya llevaba tiempo planteándolo pero debido a que mi cámara reflex es un 4x4 en lo que se refiere a vídeos  la verdad no la encontraba muy fácil a la hora de manejarla para grabar, pero cuando mi queridísima familia me regaló una cámara de vídeo de esas chiquititas se me encendió la bombilla!

Que por cierto, me acuerdo de cuando era pequeña y mi madre grababa los vídeos de las comuniones, carnavales, bodas, etc e iba con la cámara de vídeo todoterreno (hacía falta un bolso de los grandotes sólo para guardar la cámara, y otro para los cargadores y cintas ^^) y me encuentro con esta cámara minúscula con un bolso minúsculo para transportarla. ¡Si te paras a pensarlo es increíble!

Así que me puse cámara en mano y decidí acercar mis trabajos de la forma más vistosa y aclaratoria posible: haciendo vídeos. 

Lo he hecho con tooodo el cariño (y paciencia, porque vamos, yo era un cuadro en la cocina con la cámara ^^) y espero que disfrutéis y os animéis a probar todo lo que vaya haciendo. Éste es el primero, pero por supuesto no será el último. 

Pues bien, me he decantado por abrir el canal con un TUTORIAL paso a paso de cómo decorar un brazo de gitano, así que primero os pongo aquí la receta por quien quiera imprimirla y tenerla más a mano y más abajo tenéis el link para poder ver el vídeo. ¡Allá voy!

CÓMO DECORAR UN BRAZO DE GITANO:(ver vídeo y canal en Youtube aquí)



LA RECETA ESCRITA:



PRIMER PASO: LA MASA 

Necesitaremos:

  • 1 yema de huevo
  • 35gr de azúcar 
  • 20 ml. + 25 ml. de aceite de oliva suave
  • 60 ml. de agua
  • 80 gr. de harina normal
  • Extracto de vainilla
  • Colorante
Preparación:
  1. En un recipiente, agregamos la yema de huevo + el azúcar + 20 ml. de aceite y batimos bien con unas varillas (en esta receta no es necesaria la KA ni ninguna batidora de gran potencia, con unas varillas eléctricas lo tenéis chupado)
  2. Añadimos el agua y el resto de aceite (25ml) y agregamos unas gotas de vainilla. Volvemos a batir bien hasta que esté todo integrado.
  3. Encima de esta mezcla tamizamos la harina y seguimos batiendo.
  4. Por último, agregamos el colorante que deseemos para el fondo del bizcocho y volvemos a batir hasta que la mezcla sea homogénea y lisa.
  5. Reservamos para más adelante.



SEGUNDA PARTE: EL DIBUJO Y LOS COLORES

Necesitaremos:
  • 2,5 gr. de harina para cada color
  • 1 clara de huevo
  • 1 pizca de Maicena
  • Colorantes
Preparación:

  1. De la mezcla que hemos reservado anteriormente en el primer paso, pondremos 5ml de ésta en diferentes recipientes (dependiendo de cuántos colores queramos para el dibujo) y reservamos. Os sobrará mucha mezcla restante, ¡no se os ocurra tirarla porque es la que utilizaremos para la base del bizcocho! ^^
  2. En un recipiente aparte, batimos la clara de huevo hasta que forme picos suaves con las varillas.
  3. Añadimos la pizca de Maicena y seguimos batiendo hasta conseguir picos duros (podéis comprobarlo porque al volcar el recipiente el merengue no caerá)
  4. En los recipientes que hemos dividido antes (en el punto 1 de esta sección) añadiremos 2,5 gr. de harina en cada uno y añadiremos los colorantes que queramos para nuestros dibujos y mezclaremos bien con una cuchara.
  5. Cuando tengamos nuestros diferentes colores, les añadiremos a cada uno 30ml del merengue que hemos obtenido (punto 3) y mezclaremos bien.
  6. Ya tenemos nuestros colores listos para pasarlos a nuestras mangas pasteleras.
Ahora es el momento de dibujar, para ello, pondremos sobre nuestro molde una plantilla del dibujo que queramos para el bizcocho y la cubriremos con papel de hornear. Con nuestras mangas (y boquillas pequeñas redondas) dibujaremos sobre el papel de horno siguiendo la plantilla que tenemos debajo. 

Una vez hecho, quitaremos la plantilla y hornearemos nuestro dibujo (con el molde, claro está) durante 1 minuto a 170ºC. 
Una vez horneado, lo dejaremos reposar y nos pondremos a preparar la masa restante para el bizcocho.




TERCERA PARTE: BASE PARA EL BIZCOCHO

Necesitaremos:
  • 4 claras de huevo (siempre a temperatura ambiente)
  • 30 gr. de azúcar 
  • 5 gr. de Maicena
Preparación:
  1. En un recipiente, batiremos las claras hasta que formen picos suaves.
  2. Agregamos el azúcar y seguimos batiendo hasta formar picos fuertes.
  3. Añadiremos los 5 gr. de Maicena y volvemos a batir con las varillas.
  4. Ahora, recuperamos nuestra mezcla inicial (la que hemos utilizado para separar en colores) y le agregamos éste merengue en 3 tandas, mezclando con la espátula suavemente con movimientos envolventes hasta estar totalmente integrado y la masa caiga de la espátula en cinta.
  5. Ya tenemos nuestra base para el bizcocho, lo único que nos queda por hacer es verter esta mezcla sobre nuestro molde (que tendrá el papel de hornear con nuestro dibujo previamente hecho) cubriendo éste dibujo y alisaremos la masa con una espátula, haciéndola llegar a los bordes del molde.
  6. Golpeamos el molde sobre la mesa para eliminar burbujas y hornearemos durante 10 minutos a 170ºC.



CUARTA PARTE: AL SALIR DEL HORNO

Pues bien, una vez horneado, pondremos nuestro molde en la mesa de trabajo y colocaremos sobre él una lámina de papel de hornear. 

Ahora toca el paso "las vueltas"

1. Primera: Le damos la vuelta a nuestro molde, de modo que quedaría el dibujo boca arriba y retiramos el papel de hornear que cubre el dibujo.
Volvemos a ponerle una lámina nueva sobre el dibujo y dejamos enfriar.

En este paso preparamos nuestro relleno (yo monté una nata vegetal de Ambiante que me vuelve loca y es rápida de hacer)

2. Segunda vuelta: Volvemos a volcar nuestro bizcocho poniendo de nuevo el dibujo boca abajo y retiramos el papel que nos queda arriba. 
Toca rellenar, pero antes haremos unos cortes horizontales superficiales para que nos resulte más fácil a la hora de enrollar nuestro brazo de gitano.
Una vez hechos los cortes, rellenaremos (en este caso con la nata) con la ayuda de una espátula y dejando un borde superior sin cubrir. 


PARTE FINAL: ENROLLAR EL BRAZO DE GITANO

Esta es la parte más "miedosa" de todo el proceso, pero no tiene más que práctica. Simplemente es coger del extremo que queda delante tuyo con el papel de horno e ir enroscando el bizcocho alisándolo al mismo tiempo. 
Una vez enrollado, retorcemos el papel que nos queda en los bordes (como si fuera un caramelo) y refrigeramos durante 1 hora en la nevera.


¡¡¡LISTO!!!



Podéis decorarlo como más os guste, en mi caso derretí unos Candy Melts y dibujé la carita de la Hello Kitty sobre papel de horno con el chocolate y dejé enfriar. Así que me hice con unas chocolatinas caseras geniales para adornar el brazo.
¡Ahí ya viene el factor imaginación!



Así que espero que os guste, os animéis a hacerlo y porsupuesto me contéis qué tal os ha salido. También no olvidéis de preguntarme cualquier duda que os surja.

Otros ejemplos de brazo de gitano decorados que hice


Ah! Y si no queréis perderos los vídeos que vaya subiendo no olvidéis suscribiros al canal en Youtube. 


¡¡¡OS ESPERO Y ÁNIMO A TOD@S!!!


domingo, 26 de mayo de 2013

GALLETAS DE MANTEQUILLA SIN HUEVO, PITUFOS Y ALGO MÁS ^_^


¡Qué ganas tenía de hacer esta receta!

Y mi sorpresa fue asombrosa, para bien, al descubrir lo buenísimas que están las galletas de mantequilla sin huevo.

Este post (y su significado "galletil") es debido a que como sabréis finalizó el segundo sorteo galletero de Instinto Repostero y la ganadora, Raquel, me pidió que fueran sin huevo ya que iban destinadas a su nene y éste no lo toleraba.

Así que por mí estupendo, no había probado hasta entonces las galletas sin huevo y para mí era todo un honor hacer unas galletas riquísimas sin huevo para que un niño las disfrute.

¡Total!

Aquí os pongo la receta (fácil y buenísima) para que podáis optar a hacer unas galletas "fuera de peligro" para toda la gente que no tolere el huevo O simplemente porque queráis unas galletas que tengan el mismo sabor que las que llevan huevo pero queráis conservarlas durante más tiempo.
Ya que además de ser aptas para gente que no lo tolere, lo mejor de éstas galletas es que se conservan mucho más tiempo al no llevar este ingrediente.

Por lo tanto, no tenéis excusa para no hacerlas! Son todo "Pros" ^_^

No me enrollo más, os dejo la receta y en sí las galletas que escogió nuestra ganadora para su peque: ¡¡LOS PITUFOS!! Así que seguir leyendo que más abajo os las muestro :)

GALLETAS DE MANTEQUILLA
 SIN HUEVO



Para unas 10-20 unidades dependiendo del tamaño del cortador.


Necesitaremos:
  • 250 gr. de harina 
  • 150 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (¡muuuuy importante! No vale microondas, que os veo venir ^_^)
  • 75 gr. de azúcar glas.
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita y media del aroma que escojáis (en mi caso utilicé vainilla)

Preparación:
  1. En nuestra batidora (yo usé mi KA del alma) y con las varillas batiremos nuestra mantequilla a temperatura ambiente hasta que quede una textura cremosa a una velocidad media-alta.

  2. Una vez lograda la textura, iremos añadiendo a cucharadas nuestro azúcar glas (previamente tamizado, muy importante) sin prisa pero sin pausa. Bajad la velocidad de la máquina para no acabar con más azúcar glas en vuestra cara que en la masa ^^ y recordad que deberéis parar vuestra máquina para ir bajando lo que se vaya quedando en las paredes del bol.
    Cuando esté totalmente integrado podemos subir la velocidad de la batidora.


  3. A continuación, agregaremos nuestra cucharita de aroma al gusto y seguimos batiendo a velocidad media-alta. Veremos como la mezcla se blanquea ligeramente y gana algo de volumen.

  4. Lo siguiente que haremos, será incorporar nuestra harina tamizada junto con la pizca de sal del mismo modo que hemos agregado el azúcar, sin prisa pero sin pausa, hasta que se haya integrado.

  5. Veréis que se van formando migas, en ese momento pararemos nuestra batidora y formaremos una bola con nuestra masa.

Ahora veremos el segundo paso:

2º: Procedimiento de la masa:

Necesitaremos:
  • Bandejas de horno.
  • Papel de horno.
  • Rodillo grande con guías (para que el grosor de la masa sea igual)
Empezamos:
  1. Una vez tenemos nuestra bola de masa hecha, la pondremos sobre papel de horno y la aplastaremos un poco para que quede algo ovalada, como veis en la foto, y la cortaremos en 2 trozos.

  2. Ahora, iremos cogiendo un trozo por vez y lo estiraremos con nuestro rodillo sobre papel de horno. Si notáis que se os pega el rodillo a la masa podéis espolvorear un poquito de harina sobre la masa o el rodillo, pero no en exceso ya que la textura de la galleta podría cambiar.


  3. Una vez extendido, lo colocaremos sobre una bandeja de horno y pondremos una lámina de papel de horno sobre la masa.


    Repetiremos el proceso con los 2 trozos, intercalando las láminas de papel entre ellos y apilando las masas extendidas unas sobre otras sobre la misma bandeja. No hace falta decir que la última capa de masa debe ir también cubierta con papel de horno para que no coja olores de la nevera ni se corra el riesgo de que se manche de algo. (Y no os preocupéis porque tengáis que utilizar tanto papel de horno, es una manera de aseguraros que la masa no se pegará una con otra y además a la hora de hornear os hará falta el papel, así que podéis reutilizarlo para hornear)
  4. ¡Y a la nevera!
Atención: Esta receta está preparada para hacer la masa un día antes de hornear las galletas, ya que la textura de la masa queda mucho mejor y es más fácil trabajarla a la hora de cortar y hornear (¡comprobado!). ¡PERO! Si no tenéis tiempo y las tenéis que hornear el mismo día, deberéis dejar la masa en la nevera como mínimo 2 horas y seguir con el procedimiento que explico a continuación.

¡PUM! Ha pasado un día y ahora toca cortar y hornear:

3º: Hornear:

Necesitaremos:
  • Rejillas enfriadoras
  • Bandejas de horno.
  • Cortadores a nuestra elección.
  • Horno ^_^
Preparación:
  1. Precalentamos nuestro horno a 175ºC y preparamos una bandeja con papel de horno.
  2. Sacamos nuestras láminas de masa de la nevera (una por una si queréis, así no se os amontona) y vamos cortando nuestra masa y colocando las piezas sobre nuestra bandeja preparada con papel de horno. (Recordad poner las galletas del mismo tamaño a hornear, así se harán todas al mismo tiempo y no se os quemará ninguna).
    Una vez hayamos llenado la bandeja de galletas, la meteremos en la nevera de nuevo durante 10-15 minutos antes de hornear.

  3. Pasados estos 10-15 minutos meteremos la bandeja en el horno y hornearemos unos 10 minutos o hasta que se hayan dorado los bordes.
  4. Una vez horneadas, sacamos la bandeja y las dejaremos reposar 5 minutos sobre la bandeja antes de pasarlas a la rejilla enfriadora.
Ahora toca repetir el procedimiento con las láminas de masa que nos quedan en la nevera.

Y Taráaaa!!! Ya tenemos galletas riquísimas sin huevo. 

Se me olvidaba, si tenéis dudas sobre conservación de galletas y demás, podéis visitar mi sección de dudas y consejos en mi blog, justo aquí: http://instintorepostero.blogspot.com.es/p/dudas.html

Dejamos enfriar por completo nuestras galletas antes de decorarlas, y podéis guardarlas en un recipiente de lata (se conservan mucho mejor que en plástico).

Así que ahora toca ver cómo se decoraron, ¿no?

¡AQUÍ LAS TENÉIS!







Pitufos everywhere (y la verdad que me encantó hacerlas de estos personajes, ya que me recuerdan a mis horas y horas de infancia viendo estos dibujos ^_^)

Así que nada más que decir, que le hayan encantado a la ganadora y a su nene y ya sabéis, en el próximo sorteo de Instinto Repostero en mi página de Facebook podéis llevaros unas de éstas de los personajes que escojáis! 

Sed buenos, me retiro y os dejo con más ejemplos galletiles de la última semana.










¡¡¡HASTA PRONTO!!!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Affiliate Network Reviews